martes, 24 de noviembre de 2009

Otra de piratas

pirataLlevo días pensando en escribir una entrada sobre el tema del Alakrana. Ahora ya hasta lo encuentro pasado de moda pero es que hay cosas que no entiendo y así quiero manifestarlas. Ando algo corta de tiempo y hoy, que estoy desvelada, aprovecho para hacerlo.

Hace unos días Liver escribía en su blog, adelantándoseme, una entrada sobre el tema. Estoy de acuerdo con los argumentos que en ella expone así que no voy a repetirlos y os invito a leerla.

Sólo una apreciación más, en la que tampoco soy original puesto que ya la ha hecho Llamazares: ¿y los empresarios?

Un gobierno debe velar por la seguridad de sus compatriotas y ha hecho lo correcto poniendo todos los recursos a su alcance para traerlos sanos y salvos a su país. Pero, ¿no son los empresarios quienes han arriesgado las vidas de sus trabajadores mandándolos a unas aguas peligrosas para faenar en unos ricos caladeros de los que pueden obtener grandes beneficios? También los trabajadores saben donde van y podían haberse negado a trabajar en esas aguas aunque buena tajada económica pensarían traer de ese viaje. De todos modos la ley obliga a los empresarios a poner todos los medios necesarios para la protección de la salud y la seguridad de sus trabajadores así que la responsabilidad es suya.

Llegados a este punto opino que el gobierno debería sancionar duramente a los empresarios que han puesto en peligro la vida de sus trabajadores, en caso contrario ¿quién nos dice que mañana no tendremos otro caso Alakrana? ¿Por qué tengo que sufragar con mis impuestos los enormes gastos derivados de una conducta negligente de un empresario que se arriesga para obtener unos beneficios que no va a repartir con nadie?

No sé qué dirá el derecho internacional sobre faenar en esas aguas pero sí creo saber que la ley de riesgos laborales obliga al empresario a proteger la salud de sus trabajadores.

6 comentarios:

  1. Amiga mía, creo que no toda la culpa, es achacable a los armadores. Los marineros y patrones de pesca, en alta mar hacen lo que crean conveniente, para conseguir capturas y si esto implica traspasar los limites, se hace.
    Por otro lo de las banderas del navío y el comportamiento de los políticos, ha sido no menos que de hoguera. Quiero decir, que hay que quemarlos a todos .
    Uf, este comentario me ha salido un poco INQUISIDOR.

    ResponderEliminar
  2. Carmen, la polemica está echada.

    Lee esta entrada de mi amigo Capitan Tormentas.

    http://capitantormentas.blogspot.com/2009/11/carta-una-mujer-desesperada-y-cabreada.html

    Petonets amiga

    ResponderEliminar
  3. Con mis impuestos, vale...pero luego las latas que yo compro de atún, que sean a bajo costo.
    Y si queremos seguir comiendo pescado de cualquier mar, que protejan a los barcos plenamente identificados. Pero que vayan asegurados y con banderas plenamente conocidas en los siete mares...
    Carme for consellera de Educaciò!!!

    ResponderEliminar
  4. Cada vez entiendo menos...
    Yo creí que vivíamos en un mundo capitalista donde el enriquecimiento de los empresarios es para ellos, donde se trampea hasta lo indecible para no pagar los impuestos que corresponden, donde se contrata a personal de otras latitudes para pagarles, después de ocho meses de trabajo, mil míseros euros, donde se cambia la bandera, a la primera de cambio, para no pagar impuestos...
    ... y resulta que estoy en un país socialista donde las pérdidas las pagamos todos.

    Evidentemente que me encuentro contenta por el regreso de los marineros, pero no de la perla que acabo de oir: "ha sido asquerosa la gestión del gobierno".

    ¿No han dicho ellos mismos que hay un barco de Ucrania que lleva 7 meses secuestrado?

    Huy, huy, huy... que me temo que les van a poner medallas como a otro que yo me sé.

    Y es que... a río revuelto, ganancia de pescadores. Ya veo por ahí gaviotas volando...

    ResponderEliminar
  5. Mayson, genial tu comentario. El medallero victimista está servido.
    Bejarano, no podemos ponernos el mundo por montera y colarnos donde nos dé la gana para trernos el pescado. ¡Ah!si fuese consellera te aseguro que no propondría el calndario escolar con el que nos van a torpedear. Menuda calamidad.
    Irlanda, he leído el post del Capitán Tormentas, efectivamente muy bueno.
    Pedro, quienes se atreven a traspasar los límites corren riesgos, así pues que los asuman sin cargar las consecuencias sobre el prójimo.

    ResponderEliminar
  6. Carme, querida, hablo de aguas internacionales, no de pescar con redes de dosmilmetros de longitud en la bocana del puerto de BCN, un poner...

    ResponderEliminar

Y tú ¿qué opinas?