martes, 8 de enero de 2013

Comprender la FM y el SFC

Ayer por la tarde me puse fatal, no podía ni moverme. Esta mañana me he levantado mal, como casi todas las mañanas. Necesito tomarme las pastillas, dejar pasar un tiempo y esperar a ver con qué estado me sorprende mi cuerpo. 

Me llama mi madre, con la suculenta oferta de acompañarla al Corte Inglés, a las rebajas. Le explico cuál es mi estado y que estoy en espera de ver cómo evoluciono con las pastillas. 
-Mamá, estoy en espera a ver si me recompongo.
-¿Y a qué hora te recompondrás?

1 comentario:

  1. Me hace gracia, aunque sé perfectamente como te siente, pero ellos no lo saben, ni pueden entenderlo, lo sé muy bien, ella pensará que tú ya tienes calculado el tiempo en que las pastillas te dejarán como nueva, pero eso no existe, hay días que producen alivio, y otros que es como si tomaras agua.
    Cada vez voy con más frecuencia a darme masaje, me duele mucho, pero después noto alivio en esos músculos que antes estaban como agarrotados, pero noto que cada vez el efecto dura menos. No obstante intento mantener el tipo, eso si, ya que tengo dolores fijos, por favor, fatiga noooooooooo. Un beso grande.

    ResponderEliminar

Y tú ¿qué opinas?