viernes, 14 de enero de 2011

Cogíos por los güevos

CLASE_OBRERA
Los trabajadores de Nissan  votan trabajar más cobrando lo mismo para tener la posibilidad de producir el nuevo coche en la planta de Barcelona.
En Italia, los sindicatos en FIAT firman un acuerdo por el que se comprometen, entre otras cosas, a no convocar huelgas bajo la amenaza de despidos masivos.
Si los padres de la lucha obrera levantaran la cabeza, la patronal se la cortaba en estos tiempos de vuelta atrás.
Lógico es luchar al unísono, patronal y obreros, para levantar las empresas de la crisis pero estas situaciones son, a todas luces, abusivas porque siempre pierden los mismos. Mientras las grandes empresas ven reducir sus cuentas de beneficios, la clase obrera se ve abocada a la miseria económica y a la pérdida de sus derechos laborales

4 comentarios:

  1. Pues en "mi" empresa se ha de aceptar una congelación salarial durante tres años a fin de hacer viable el proyecto industrial e incluso no tener que cerrar uno de sus centros de trabajo (donde yo curro).
    Propones alguna fórmula mejor para salvar el trabajo dejando descansar en paz a los líderes sindicales?

    ResponderEliminar
  2. Y yo qué sé Bejarano, soy una pobre maestrilla venida a menos. Lo que sí sé es que ni hay derecho a que los obreros sangren a los empresarios porque ellos corren un riesgo cuando emprenden una aventura empresarial pero menos derecho hay a que las grandes, grandísimas empresas abusen de gente que sólo dispone de sus manos para ganarse la vida. A lo que están haciendo empresas como las que menciono se llama CHANTAJE.
    Respecto a la congelación salarial en tu empresa, habría que ver los beneficios que han tenido ellos y si se corresponden con el esfuerzo que os están pidiendo a vosotros.

    ResponderEliminar
  3. Me parece que no me has leido con atención:
    o congelación salarial todos -para salvarnos todos- o cierre de mi centro (con unas duras condiciones).
    Números rojos, números rojos, números rojos... cada año menos hasta que con dicho plan se inicie el abandono de las pérdidas y comiencen las ganancias. Así de real y de duro. Y no es chantaje. Es una oportunidad para sobrevivir.
    No es lo mismo la Administración que la empresa privada...
    Jose A. Bejarano

    ResponderEliminar
  4. Yo solo sé, que como no nos pongamos las pilas, trabajadores, sindicalistas y gobierno, esto....tiene pinta de acabar muy mal.

    Petonets.

    Yo pasé por el sitio de la foto de ayer sobre las 15.15 iba en el autobus de la empresa, el destino hizo que estuvieramos cerca, jejejje.

    ResponderEliminar

Y tú ¿qué opinas?