miércoles, 3 de junio de 2009

Profesión: “jubilao”

Muchos esperan ansiosos el momento de la jubilación. Merecida después de muchos años de trabajo llega a los 65 años. A los 60 con más de 35 años de servicio en el caso de algunos funcionarios. Antes para empleados de compañías que ajustan sus plantillas a los nuevos tiempos.

Todo esto puede generar un acalorado debate a favor y en contra.

Por una parte están los que piensan que deshacerse del capital humano e intelectual que tiene una persona a esa edad es un tremendo error puesto que, intelectualmente, sigue estando activa y en disposición de aportar a las empresas todo lo que sabe. Además, con el envejecimiento de la población ¿podrá sostener la Seguridad Social un volumen tan elevado de jubilados, con las pensiones y las prestaciones sanitarias que necesitan? Recordemos que, si no fuese por la inmigración, España se aproxima al crecimiento cero.

Por otra parte se podría argumentar el merecido descanso de unos trabajadores que han cotizado prácticamente durante toda su vida. Trabajadores que jubilándose ceden el paso a los jóvenes que les suceden y que, con toda probabilidad, están mucho más familiarizados con las nuevas tecnologías y con los nuevos tiempos, que disponen de una mejor formación y que van encaminados a engrosar las listas de paro.

El caso, que Miguel Ríos cumple 65 años y se jubila. No lo imagino yo con su chupa de cuero y viajando con el IMSERSO.

 

7 comentarios:

  1. Yo estoy a favor de la jubilación, vamos, de la prejubiación, y más en nuestro trabajo y con la que está cayendo!!
    No me imagino a una maestra agachándose contínuamente para atar cordoneras o para ver los trabajos en las mesitas de los preescolares. Y qué me dices de lidiar con adolescentes!!!
    De todas formas, en la enseñanza, podemos prejubilarnos, jubilarnos o reengancharnos.
    Sí es cierto que en España caminamos a una 4ª edad, que nacen poquísimos niños, que no hay base para pagar tanta población jubilada... pero no por ello las mujeres nos vamos a poner a parir como conejas.
    El posible camino es la emigración, evidentemente con los mismos derechos y obligaciones.

    Luego te comento la otra entrada.

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, también estoy a favor de la jubilación a ciertas edades y para ciertos trabajos. Trabajar con adolescentes a una cierta edad es practicamente imposible.Para estar con niños hay que tener mucha energía y no recordarles a su abuelita, así no hay quien enseñe

    ResponderEliminar
  3. Bejarano, mmmmmmmmm ¿qué?.
    ¿No sabes, no contestas, estás meditando sobre ello?

    ResponderEliminar
  4. MMMMMMMMMM... A qué edad proponéis, entonces, la edad de jubilatas para los/las docentes???

    ResponderEliminar
  5. ¿A una que no demos penita pena?

    ResponderEliminar

Y tú ¿qué opinas?