viernes, 31 de julio de 2009

Soy Ana, una princesa que persigue la belleza

Sí, soy Ana, persigo la belleza que no es otra cosa que la delgadez extrema. Bajar peso de manera rápida es mi objetivo. Para ello utilizo trucos, tips. Estoy sola, se me ve como una apestada pero tengo mis recursos. Internet nos une y en los diferentes blogs puedo encontrar el apoyo de otras que, como yo, han decidido hacer de la renuncia a la comida su forma de vida.

Me peso a menudo, rehuyo la comida y eso incluye su vertiente social. Me alejo de mis amigas que quedan para merendar y se ponen como cerdas. Mientras ellas mantienen su peso, yo adelgazo.

El agua es lo mejor, no tiene calorías y engaña al estómago. De hecho esto sólo hace falta al principio. Mi firme voluntad hace que deje de sentir hambre.

Hay que pasar frío y procuro hacer el máximo posible de ejercicio así consigo quemar calorías. Cuantas más mejor.

Me miro al espejo y cada vez noto más mis huesos. Mi cuerpo se compone prácticamente de huesos y piel. Soy bella.

Aunque empiezo a notar que se me cae el pelo, quizá sea la falta de minerales y vitaminas. He dejado de tener la menstruación y mi cuerpo pierde masa muscular. Percibo que mi piel se reseca y se cuartea y tengo la palidez de una muñeca de porcelana.

Fracaso en los estudios, estoy sola y hago sufrir a mi familia para quien soy tan importante. Oigo llorar a mis padres y en mi casa ya no hay alegría. Mis hermanos se muestran siempre taciturnos.

A veces siento como mi corazón palpita desacompasadamente.....

Estoy dando pasos agigantados hacia la MUERTE.

¿Vale la pena realmente?

Este post está escrito siguiendo la iniciativa promovida por POSICIONA en contra de la anorexia y la bulimia. Para todas aquellas o aquellos, que por azar entréis aquí estas son las consecuencias de vuestras acciones. La belleza es siempre muy subjetiva pero lo realmente bello es aquello que es saludable. Negarse la comida es, por principio, estar enfermo. Buscad ayuda, en ello os va la VIDA.

Secuelas cardiovasculares de la anorexia nerviosa
  • Arritmias: extrasístoles supraventriculares y ventriculares, bloques de ramas H. De Hiss.
  • Bradicardia.
  • Disminución del tamaño cardiaco: corazón "en gota".
  • Prolapso de válvula mitral: según el grado de severidad, es una de las causas principales de muerte súbita, junto con las arritmias producidas por otros mecanismos.
  • Hipotensión.
  • Cierto grado de insuficiencia cardiaca.
Secuelas endocrinológicas de la anorexia nerviosa
  • Ovarios poliquísticos: esterilidad, acné severo, incremento del vello, alopecia androgenización.
  • Osteoporosis (disminución de la densidad ósea): tendencia a las fracturas patológicas.
  • Déficit de hormonas tiroideas: con la consecuente disminución del metabolismo basal.
  • Trastorno en la regulación de la producción de insulina: curvas anormales de tolerancia a la glucosa.
Secuelas dermatológicas de la anorexia nerviosa
  • alopecia (caída del cabello): miniaturización de los folículos pilosos, cabello fino, ralo y quebradizo.
  • acné tardío.
  • Piel pálida-amarillenta y seca: con tendencia a la ruptura de vasos capilares (arañitas).
Secuelas digestivas de la anorexia nerviosa
  • Síndrome de mal absorción por "intestino liso": hay una gran disminución en la superficie absortiva intestinal lo que conlleva fundamentalmente a déficit minerales (hierro, calcio, magnesio y zinc) y polivitamínicos.
  • Alteraciones en el ritmo evacuatorio: diarrea, constipación.
  • Reflujo gastroesofágico: debido a la alteración permanente del esfínter esofágico inferior provocado por los reiterados vómitos autoinducidos.
  • Ulcera gastroduodenal: gastritis crónica.
Secuelas hematológicas de la anorexia nerviosa
  • Déficit de leucocitos (glóbulos blancos): lo que determina mayor propensión a las infecciones. Muchos pacientes presentan alteraciones inmunológicas similares a las del SIDA.
  • Anemia difícil de revertir: con tendencia a la cronificación.
  • Trastornos en la coagulación sanguínea: déficit de plaquetas.
Secuelas nerviosas de la anorexia nerviosa
  • Anomalías electroencefalográficas.
  • Atrofia de determinadas áreas cerebrales, a expensas de dilatación ventricular, afortunadamente suele ser reversible con la recuperación nutricional.
  • Psicosis.
Secuelas psiquiátricas de la anorexia nerviosa
  • Depresión endógena.
  • Neurosis-Psicosis maniaco depresiva.


Publicado en http://carmenxubcn.spaces.live.com/ el 11 de junio de 2008. Lo replico aquí a raíz de este comentario recibido allí hoy:


cecilia escribió:
i vos niñata porke te metes con la vida de la gente ningun gordo es feliz espero ke lo aprendes y eso no es un problema es una forma de vida

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Y tú ¿qué opinas?