jueves, 22 de septiembre de 2011

Mis herederas...

Ninguna de mis hijas muestra el más mínimo interés por el bordado o la costura . Hasta ahora ni siquiera valoraban lo que yo hacía a este respecto. 
-¡Menuda horterada de cuadro!
-¡Yo no llevo eso ni loca!
-¡Mama, cómo te aburres!
 Frases como estas las he tenido que oír siempre que les mostraba algo hecho por mí.


 Ayer aluciné cuando mi hija mayor llevó al insti la bolsa que le hice para guardar los utensilios de dibujo












También les han gustado los últimos cuadros que he he hecho e incluso la mayor, se ha iniciado en el arte de decorar con decoupage cuando ha querido regalar algo a alguna amiga.



Eso sí, quienes han mostrado interés por aprender han sido mis sobrinas Paula y Adriana


Adriana, que no tiene todavía seis años,vendrá los miércoles  a bordar. Tiene verdadera traza y muchas ganas para hacerlo. Es una pena que Paula no viva cerca porque podría apuntarse a las clases de bordado y costura. 
Bordar fomenta la concentración, la motricidad fina, la coordinación ojo-mano, la convergencia,  la creatividad, el valor del esfuerzo, la disciplina, la paciencia, el gusto por lo bien hecho y mejora la autoestima al ver que uno es capaz de hacer cosas bonitas ... Hacerlo en compañía te permite además tener agradables y relajadas conversaciones.

13 comentarios:

  1. Tienen una buena maestra,que siga la afición.

    Besos.

    Tq.

    ResponderEliminar
  2. Potser les teves filles s'afegiran a l'afició si veuen que l'Adriana i tu us ho passeu d'allò més bé!!!

    ResponderEliminar
  3. Ander, le meves filles tenen 15 i 17 anys, ara per ara suposo que tenen altres interessos però no perdo l'esperança de que més endavant ho facin.

    ResponderEliminar
  4. Pues yo desde que los mios eran bien pequeños les daba una aguja sin punta y una hebra de lana. Siempre han tenido mucho interes en crear, tanto manualidades como en cuestión de costura. No sé si será por eso que ahora de mayores los dos se han inclinado por carreras creativas.
    La semana pasada mi hijo se vio en la necesidad de coser una costura del pantalon que se le había roto. (jejeje, habrá que verlo).

    Los cuadros de flores te han quedado preciosos y muy finos.
    Y Felicita a tus sobrinas-artistas.
    ¡¡ANIMO, TIENEN MADERA!! Al igual que la tia.

    ResponderEliminar
  5. Elaboras unos trabajos a simple vista preciosos, y si además sirven para hacer algún regalo, cumplen doble función: el uso práctico y el recuerdo de la artista...

    ResponderEliminar
  6. Marian, qué suerte has tenido. A mí no me ha dado resultado el intentar que hicieran cosas desde bien pequeñas.

    ResponderEliminar
  7. Bejarano, debo decir que casi todo lo regalo. Ya lo dice el refrán: "nunca en comunidad demuestres habilidad".
    En fin, qué le vamos a hacer!!

    ResponderEliminar
  8. Carmen es que a la fuerza le tenía que gustar la bolsa que le hiciste, la he visto en grande y es preciosa, los cuadros son preciosos, y es hija mía que cada día haces cosas más bonitas. A mí me sigue dando la lata la mano, ahora mismo tengo a medio varias cosas, la verdad es que me no puedo estar parada, por eso la mano me preocupa.
    Me alegra que tus sobrinas estén entusiasmadas en seguir los pasos de su tía, las felicitas en mi nombre. Besitos.

    ResponderEliminar
  9. Que preciosidades ,Carmen. Compartimos profesión y adolescencia cercana aparte de la afición por las agujas.
    Me alegro de conocerte... y gracias por tu apreciación sobre mis "obras"

    ResponderEliminar
  10. Últimamente no puedo opinar. Los comentarios no me salen. No sé la causa.
    En fin... Yo tuve una etapa de punto de cruz. "Cuadros" sólo hice uno: un abecedario con muñequitos que colgué en el cuarto de mi hijo. Lo aprendió él solo en un tiempo record!!
    El punto de cruz, el ganchillo, el punto los he abandonado hace tiempo por la presbicia.
    No te preocupes porque tus hijas no hayan heredado tus aficiones, lo que sí es cierto es que las valorarán cuando pase un tiempo.
    Un abrazo!
    May.

    ResponderEliminar
  11. Hola Carmen
    Hermoso el bolso y los cuadros bordados son simplemente maravillosos! Tus sobrinas aprenderán mucho de tí!
    Hace poquito me hice de los materiales para empezar a bordar, algo sencillo en principio, veremos qué sale...
    Besos,
    Sandra

    ResponderEliminar
  12. Carmen, olvidé explicarte lo de la guarda pampa. Es un típico dibujo aborigen, distintas tribus, como los mapuches o los pampas, antiguamente usaban ese diseño en sus tejidos, con diferentes colores. Aquí en Argentina es un diseño muy usado, en carteras, bolsos, tapices, etc. Parte de esa guarda, es la cruz inca o chakana, símbolo utilizado por las culturas andinas.
    Otro beso.

    ResponderEliminar

Y tú ¿qué opinas?