martes, 12 de junio de 2012

Lo he pensado mejor...

y he decidido guardar en la caja tuneada mis pequeños retales de telas. Los grandes los guardo en el baúl que también me encontré.


Por cierto, ayer hice otro hallazgo en la calle, ya tengo pensado el qué y el cómo. Tengo ganas de ponerme manos a la obra porque cuando me ronda algo en la cabeza no tengo espera.


Y mientras la prima de riesgo sube y el Ibex 35 se despeña, yo sigo intentando utilizar mi cabeza para crear y reutilizar todo lo que se pueda. Creo que muchas veces tiramos cosas porque no tenemos la imaginación suficiente para darles una segunda oportunidad. Tal y como se está poniendo la cosa vamos a tener que desarrollarla a marchas forzadas. Mientras tanto a mí me resulta teurapeútico, nadie imagina lo que puedo llegar a disfrutar haciendo estas cosas. Disfruto más con el proceso que con el resultado.

1 comentario:

  1. Ainssss !! pero cuanta inspiración durante mi ausencia blogueril, jejejeje!!

    Las primas y toda su parentela economica esta sacando lo mejor de nosotras, mira por donde va a resultar que las devotas de San Diogenes vamos a crear moda.

    No hay mal que por bien no venga.

    Un besito y gracias por echarme de menos.

    ResponderEliminar

Y tú ¿qué opinas?